¿Quiere excluir el azúcar refinado de su menú? aprenda cómo

El azúcar es un elemento indispensable de cualquier dieta por brindar parte de la energía necesaria para llevar a cabo eficientemente las actividades cotidianas. Sin embargo, su presentación refinada aporta solo calorías vacías. Cuide su salud implementando estrategias claves para excluirla poco a poco de su vida.

El papel del azúcar en la dieta

Es normal querer ir directamente a la alacena y deshacerse de todo lo que contenga azúcar refinado cuando la meta es prescindir de su consumo; sin embargo, conviene primero instruirse. Se habla de un elemento – que en su presentación idónea – es parte indispensable para el óptimo funcionamiento del cuerpo, la clave radica en saber elegir el tipo y cantidad correcta.

¿Cuál es el azúcar que debe incluir en su dieta?

Lo ideal es consumir azúcar proveniente de alimentos naturales – sean lácteos, frutas o aquellas naturales como la miel – su contenido es más que suficiente para recargar la energía del cuerpo si se ingieren varias veces al día.

Consejos para eliminar el azúcar refinado

Dejar de comer azúcar refinado demanda compromiso, para facilitarle las cosas le ofrecemos tres estrategias efectivas y sencillas de implementar:

1.      Compre alimentos sin azúcar:

El primer paso es optar por productos sin azúcar, el abanico de alternativas es bastante amplio; como es lógico, encontrará diferente su sabor, recupérelo con alguna presentación compleja – como la miel – y eduque su paladar a nuevas opciones. Otra interesante manera es apostar por lo hecho en casa, además de ahorrar dinero, tendrá control de las porciones e ingredientes jugando con los sabores a su justa medida.

2.      Apóyese en los aliados:

Obviamente, no siempre se podrá recurrir a alimentos naturales que aportan azúcares complejos, haciendo necesario conocer los posibles sustitutos que podría complementar sin perder el objetivo; a fin de cuentas ¡nada más práctico que ir al supermercado y comprar productos ya listos! ¿Cuáles son sus alternativas? miel de abeja orgánica, estevia, purés de frutas, miel de agave natural, azúcar morena, piloncillo, entre otras.

Cualquiera de ellos servirá para endulzar alimentos, bebidas y postres evitándole sucumbir a tentaciones que únicamente ponen en riesgo su salud ¡no hay por qué extrañar el dulce, solo aprender la forma correcta de consumirlo!

 

3.      Opta siempre por dulces naturales:

Mate sus antojos de manera inteligente ¿Cómo? haciendo los cambios adecuados; créalo, no es el único que siente constantes deseos de comer algo dulce. La estrategia comienza con un poco de esfuerzo y entender el riesgo que sugiere el abuso del consumo de azúcar refinado; lo siguiente es reemplazar lo nocivo por lo sano ¿qué quiere decir esto? por ejemplo, comer una gelatina casera con frutas naturales, en lugar de una porción de pastel comercial.

Los nuevos protagonistas de sus meriendas y postres deberán ser las frutas de temporada, eso sí, en su presentación fresca, nada de almibares o conservas. Aproveche los exquisitos sabores que ofrecen para hacerlos parte de gelatinas, purés y hasta helados caseros. Asimismo, no descarte los secos, perfectos para aportarle una sensación más completa; en este caso, conviene cuidar las porciones.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *