Propiedades de la cereza, mejor conocida como la Súper Fruta

Cada fruta dispone de un determinado valor nutricional que la hace más o menos recomendable; aunque la mayoría actúa a favor de la salud y el bienestar general, es la cereza la que se conoce como la Súper fruta. ¡Descubra por qué!

¿Qué tiene de especial la cereza?

Obtenida del árbol del cerezo perteneciente al género Prunus, la fruta comparte familia con el almendro, albaricoque, ciruelo o melocotonero.

Se caracteriza por lo elevado de su valor nutricional por ello en muchos lugares del mundo recibe el nombre de “Súper fruta”.

Dosis de vitaminas A, B, C, E, K, PP, minerales esenciales – como el calcio, magnesio, hierro, azufre y potasio – se reúnen en una taza de cereza

para además ofrecer 22 gr de carbohidratos, 3 gr de fibra y 2 gr de proteína a cambio de apenas 87 calorías, haciéndose recomendable su consumo

para regular los niveles de colesterol en sangre, mejorar los estados depresivos y controlar la hipertensión.

¿Por qué comer cerezas?

Es de sorprender la manera en la que una fruta tan pequeña es capaz de aportar tantos beneficios; comencemos alabando su contribución al fortalecimiento de la memoria y la optimización de la actividad cerebral; pero eso no es todo, sea como merienda o jugo en su dieta le proporciona:

Salud a su corazón:

Debido a que reduce los niveles de colesterol en sangre, el consumo de cerezas contribuye a disminuir las probabilidades de padecer condiciones cardiacas; por otra parte, la melatonina presente en su composición equilibra el ritmo de su corazón lo que se traduce a un mejor funcionamiento de todo el organismo y la prevención del envejecimiento prematuro. Asimismo, el potasio actúa a favor de controlar la presión arterial, previniendo la hipertensión ya que además nivela el sodio.

Mejor descanso:

Al contener melatonina – hormona que ayuda a dormir mejor – el comer cerezas antes de irse a la cama promueve el descanso posibilitando la rápida conciliación del sueño más fácil y profundo. Despídase del   insomnio tomando un vaso de su jugo cada noche.

Un antiinflamatorio natural:

Los síntomas de enfermedades como la artritis y la gota se ven paliados con la inclusión de la cereza en la dieta diaria, beneficio que se le atribuye a sus propiedades desinflamatorias y capaces

de disminuir el ácido úrico en la sangre, responsable de la inflamación y el dolor.

Las antocianinas que le otorgan su peculiar tonalidad, se encargan también de interactuar en pro del bienestar general,

logrando que el poder antiinflamatorio le convierta en la frutraidónea para aliviar los dolores musculares o de tendones de los deportistas tras largas e intensas jornadas de ejercicio.

Un antioxidante por excelencia:

Antes de despedirnos, enfatizamos en el gran aporte antioxidante que la cereza le proporcionará a su organismo;

de manera que si desea prevenir las señales de envejecimiento y fortalecer sus defensas contra patologías cardiacas o canceres derivados de la oxidación celular,

no dude en hacerlas parte de su dieta sea comiendo directamente la fruta o tomando su jugo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *