Dieta para aliviar los dolores reumáticos

Aunque no cure la enfermedad, una dieta especial para la reuma propone un menú que incluye alimentos cargados de nutrientes y propiedades capaces de paliarlos síntomas, prevenir complicaciones y promover el bienestar.

¿Qué alimentos alivian el dolor del reuma?

Las propiedades antiinflamatorias de ciertos alimentos contribuyen a promover el bienestar general, convirtiéndose en aliados de quienes desean mejorar su calidad de vida. Se caracteriza por ser un régimen alimentario simple y fácil de sobrellevar, pues incluye todos los grupos de nutrientes evitando el riesgo de efectos indeseados.

Es importante enfatizar, que el plan alimentario no cura el reuma, ni es sustituto de los fármacos recetados para su tratamiento, lo que pretende es actuar a favor de una alimentación sana y balanceada que reduzca los síntomas permitiéndole llevar una vida más normal, con el plus de perder esos kilos que le sobra, lo que a su vez se traduce en la reducción de la presión sobre las articulaciones mermando así las frecuentes molestias.

La alimentación puede jugar a favor del alivio de enfermedades reumáticas

Con un cambio radical en la alimentación, es posible mejorar la calidad de vida si sufre de algún problema reumático. Incluya en su dieta ingredientes con propiedades antinflamatorias ¿cuáles? conozcámoslo juntos:

1.      Frutos secos y semillas:

El gran aporte de ácidos grasos omega 3 presentes en la composición de esta variedad de alimentos los hace recomendable en toda clase de dieta para el reuma ya que el nutriente, posibilita el control del exceso de inflamación. El problema con ellos, es lo moderado que debe ser su ingesta, pues es bastante elevado su valor calórico.

2.      Aceite de oliva extra virgen:

Entre sus muchos componentes, el aceite de oliva se destaca por la presencia del oleocantal, sustancia que inhibe las enzimas participantes en los procesos inflamatorios, haciéndolo conveniente para combatir el reuma.

3.      Pescados grasos:

El ácido graso omega 3 característico de  este tipo de pescado mantiene a raya los síntomas del reuma al incentivar la asimilación en el organismo contrarrestando la producción de los agentes encargados de incrementar la inflamación. Asimismo, la presencia de la vitamina D, desempeña un valioso rol al prevenir la hinchazón y paliar el dolor.

4.      Frutas cítricas:

La vitamina C es coadyuvante en la protección del colágeno componente principal de los cartílagos que recubren las articulaciones, lo que se traduce a la disminución del deterioro de los tejidos.

5.      Cebollas y puerros:

La quercetina es el antioxidante presente en ambos vegetales, compuesto que contribuye a la inhibición de los agentes inflamatorios, además de gozar de cierto efecto analgésico.

En contraparte es importante que evite el consumo de:

  • Mariscos y carnes rojas, ahumadas o embutidas
  • Pan, bollería industrial y comida chatarra
  • Lácteos enteros, azúcar y dulces
  • Aceite de soja y palma
  • Refrescos, gaseosas o bebidas carbonatadas
  • Alimentos enlatados, prefabricados y ricos en oxalatos
  • Lácteos entero

Cualquiera de ellos  solo empeorará la condición, por lo que le convendrá sustituirles por opciones orgánicas y saludables.

Consideraciones antes de comenzar la dieta:

Resulta imperioso identificar la posibilidad de que algunos alimentos provoquen el incremento de la permeabilidad intestinal; en repetidas ocasiones, el descontrol respecto a este problema complica el alivio de la artritis reumatoide. Adicionalmente:

  • Elimine al máximo los alimentos ricos en purinas
  • Evite abusar de la sal, azúcares y cafeína
  • Garantice una óptima nutrición sin caer en la sobrealimentación.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *