Combata el estreñimiento comiendo sabroso

Los malos hábitos alimenticios suelen ser la principal causa del estreñimiento, de ahí que es necesario implementar un menú cuyos protagonistas sean ingredientes que promuevan el tránsito intestinal. Conozca buenas alternativas acompañándonos hasta el final.

¿Qué debe incluir un régimen para combatir el estreñimiento?

Aunque se consiga variedad de productos laxantes para combatir el estreñimiento, la forma más saludable y segura de contrarrestarle es con una óptima alimentación.

Se habla de prácticos planes alimenticios que incluyan alimentos idóneos para promover el tránsito intestinal.

Alivie el malestar sin medicamentos

Debido a que la alimentación puede ser el origen del estreñimiento ¡también puede ser su solución! la clave radica en elegir bien lo que se come.

Incremente el consumo de productos orgánicos

aprendiendo a combinarlos de manera tal que estimule los movimientos naturales del intestino,

con ello sus heces fluirán mejor a través del tubo digestivo desechándose sin mayor dificultad.

¿Qué alimentos incluir?

Los compuestos presentes en ciertos alimentos hacen que su asiduo consumo actué de coadyuvante en el tratamiento o prevención del estreñimiento.

Ejemplos claros de ellos son los vegetales crudos o en caldo, frutas – completas, en zumos o licuados – legumbres, cereales integrales, semillas, aceite de oliva,

frutos secos, infusiones de hierbas, yogur natural, leches vegetales, kéfir y prebióticos.

En contra parte, evite la ingesta de alimentos ultraprocesados como harinas y azúcares refinados, frituras de paquete, enlatados, pasta, arroz blanco,

carnes embutidas y curadas, así como el, exceso de sodio cualquier variedad de comida chatarra refrescos y gaseosas.

Menús ideales para aliviar el estreñimiento

Los ejemplos que ahora le proporcionaremos son apenas algunos de los muchos menús que dispone para evitar el estreñimiento,

la meta es que se haga una idea de la forma correcta de comer y cómo jugar con los ingredientes claves para crear recetas que le ayuden:

Menú #1:

  • Desayuno: compota de manzana, un vaso de leche deslactosada, tres higos y ciruelas secas.
  • Media mañana:Sándwich de vegetales.
  • Almuerzo:Macarrones integrales con salsa de tomate y atún, además de alguna fruta.
  • Merienda:Yogur con avena.
  • Cena:Salmón a la plancha con champiñones y calabacín.

Menú # 2:

  • Desayuno:Pan integral con mermelada ligera y un batido verde con semillas de chía.
  • Media mañana:Macedonia de frutas
  • Almuerzo:Una porción de pechuga con ensalada mixta.
  • Merienda: Yogur natural y galletas integrales.
  • Cena:Ensalada de lechuga y tomate y una porción de pescado magro.

Menú # 3:

  • Desayuno:Yogur natural bajo en grasa, pan integral acompañado de semillas de sésamo y aguacate.
  • Media mañana:Un puñado de frutos secos.
  • Almuerzo:Paella con arroz integral, una porción de pollo y otra de judías verdes.
  • Merienda:Kéfir desnatado con semillas de chía.
  • Cena:Crema de calabacín con cebolla, tortilla de espárragos y la infusión de su preferencia.

Consejos adicionales:

Además de implementar los menús sugeridos, es indispensable que siga pautas adicionales que optimicen sus resultados:

  • Fije horarios para comer y separe en cinco comidas pequeñas
  • Ingiera al menos dos litros de agua al día, distribuyéndolos entre comidas
  • Apueste por alimentos ricos en fibra dietética y vitamina C
  • Limite su consumo de sal
  • Evite la mezcla de féculas en una misma comida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *